Blog

Disfruta de nuestros artículos y compártelos con tus amigos

Tags en el tema de "yoga," RSS icon


Importancia de los pies en tu práctica.

¿Sabías que nuestros pies además de estar formados de nervios, músculos y ligamentos, cuentan con 26 pequeños huesos, que nos permiten mantenernos en movimiento, andar, amortiguar y mantener el equilibrio de nuestro cuerpo erguido? Son una perfecta obra de arte.

Andar, no sólo implica poner un pie y después otro en el suelo, su movimiento repercute en nuestras rodillas, caderas, columna y cabeza, así que cualquier desequilibrio que se genere en ellos repercute en todas estas partes del cuerpo. Por esta razón es muy importante crear consciencia de nuestra pisada tanto en nuestro día a día como en nuestra práctica de Yoga.

Enraizando los pies en Yoga

Tal y como se construye un edificio desde los cimientos, en Yoga construimos nuestras asanas desde su base, y en este sentido los pies son los protagonistas. Cuando somos conscientes de su función nuestras posturas adquieren mayor estabilidad y fuerza.

En clase escuchamos en repetidas ocasiones la frase “activa tus pies” o “enraiza tus pies”, esta instrucción nos ayuda a llevar la consciencia a éstos para que mantengamos nuestra pisada estable, equilibrando el peso de nuestro cuerpo tanto en las almohadillas como en los talones, manteniendo los dedos de los pies bien estirados y en contacto con el suelo. Es como si los pies se sujetasen a la tierra tan firmemente que comenzara a salirles raíces, y junto con el centro de los talones encontraran camino para anclarnos y darnos estabilidad.

Consciencia en los pies y su efecto en todo el cuerpo por ejemplo en Tadasana

La postura más sencilla donde podemos experimentar mayor consciencia de este enraizamiento es Tadasana (la montaña), ya que estando de pie con nuestro cuerpo erguido podemos cerrar los ojos y sentir como se va activando en efecto dominó una alineación casi perfecta.

Desde la actividad de los pies podemos sentir como los músculos en nuestras piernas toman cierto tono que nos permite alinear de forma armoniosa nuestras rodillas y caderas. Una vez colocado el tren inferior de nuestro cuerpo, la base de la columna se estabiliza y va creando espacio para que cada una de sus vértebras encuentren su sitio siguiendo sus curvas naturales hasta llegar a la coronilla. En cuestión de segundos estamos perfectamente alineados. ¿Parece magia no?

Esta sensación la podemos trasladar a todas las posturas de Yoga, pero donde sin duda disfrutaremos de sus beneficios en las posturas de equilibrio como Vrkasana (el árbol), donde únicamente es uno de nuestros pies el que nos sujeta. 

Cuida tus pies en el día a día  

Para dar un cuidado completo a nuestros pies de forma consciente es importante pensar en ellos no solamente durante nuestra práctica sino también en nuestro día a día. Aquí tienes algunos consejos para mimarlos:

  • Evita utilizar tacones en lo absoluto. 
    El uso de tacones es perjudicial para la columna debido al gran desequilibrio del peso de nuestro cuerpo sobre las almohadillas, puede traernos dolor en rodillas y caderas, además de hiperlordosis. Si tu trabajo no te lo permite intenta no utilizarlos durante tiempo prolongado.
  • Observa la colocación de tus pies cuando estás sentado.
    Pasamos muchas horas sentados y no somos conscientes de que la postura repercute en nuestro cuerpo. Si colocamos el pie de frente alienando los tobillos con las rodillas tendremos una mejor base para mantener la columna erguida.
  • Camina descalzo.
    Movilizar los pies sin calzado ayuda a que la piel respire, los músculos de los pies se relajen y ganen el espacio que pierden con su uso prolongado. 
  • Masajea tus pies con regularidad.
    Puedes colocar una pelota de tenis debajo de tu arco y con movimientos circulares comenzar a ir hacia las almohadillas de los pies, la cara interna y externa y los talones. Si notas alguna zona rígida quédate unos 30 segundos empujando la pelota para suavizar el nudo. 
  • Practica Yoga.
    Las posturas de Yoga nos ayudan a crear consciencia en nuestra pisada para abrir espacios, prestando atención a una alineación correcta y una práctica segura. 

Si quieres profundizar más en cómo crear consciencia en tus pies durante tu práctica de Yoga, no te pierdas el próximo 18 de Enero a las 17:00 hrs. el taller Pada Bandha "Enraizando desde los pies” con nuestra querida profesora Chrystiani Mensoni.

Ponte en contacto con nosotros: 91 575 1913.


Enseñar es aprender; es un diálogo constante con los alumnos.

Entrevista con Chrystiany

En esta ocasión hemos tenido la oportunidad de hablar con Chrystiani, una de las profesoras más creativas de Yoga Center de los estilos de Iyengar y Hatha Yoga. Chrys también forma parte del profesorado de formación y ofrece talleres muy interesantes sobre distintos aspectos del yoga. Este verano tendremos la suerte de contar con ella en uno de nuestros retiros en Mondariz. Te animamos a leer la entrevista para conocerla un poquito mejor.

Pregunta.- ¿Cómo fue tu primer encuentro con el yoga?

Respuesta.- Por recomendación médica, ya que en Brasil, hace más de 20 años, me lo recomendaron para aprender a gestionar el estrés. La primera clase fue increíble, una experiencia que cambió el rumbo de mi vida; aunque, en ese momento, no lo supiera. Aun así reconozco que sigo siendo nerviosa, en el fondo; pero ahora tengo herramientas para gestionarlo.

P.- Conoces varios estilos de yoga, ¿con cuál sientes que conectas más? ¿Por qué?

R.- He practicado varios estilos, el Hatha yoga estilo Rishikesh como se enseña en Yoga Center ha sido con el que más me he identificado. Luego he conocido el estilo Iyengar también en Yoga Center. Hoy practico asiduamente ese estilo que me abrió un nuevo horizonte. ¡Pero no me pidas elegir!

P.- De los estilos que conoces y das clases, ¿cuál te gusta más enseñar y por qué?

R.- Enseñar es aprender. Es un diálogo constante con los alumnos, cada estilo me da satisfacción de una forma diferente. El Hatha me divierte, los alumnos quieren nuevos desafíos y la creatividad es importante. El Iyengar es más técnico, no aporto nada o lo invento, ya está todo hecho; tiene una estructura a seguir, unas pautas que hacen que los alumnos avancen desde la calidad de la práctica.

P.- ¿Cómo llegaste a ser profesora de yoga? ¿Te llevó la vida a ello o fue una decisión consciente?

R.- Sinceramente se dio así. Cuando me trasladé a Madrid quise hacer un cambio en mi vida y así lo fue. Había hecho cursos en Brasil y enseñaba a los amigos. Enseñar me divertía y llegué a Yoga Center en 2004, donde me formé y aún continúo formándome. Siempre digo que ese es un camino sin vuelta.

P.- ¿Qué es lo que más te gusta de dar clases de yoga?

R.- Dar y recibir define una clase de yoga; recibo mucho de los alumnos y al mismo tiempo yo me entrego. Me divierte y en ese momento cuando estoy en la clase, no existe nada más fuera de esas paredes, es impresionante.

P.- ¿Qué elementos no pueden faltar en una de tus clases?

R.- Me encanta trabajar con props, paredes... Y esos elementos ayudan o enseñan un nuevo camino, pero al final quien hace la práctica es uno mismo con su esterilla.

P.- ¿Cómo preparas tus clases? ¿De dónde sacas la inspiración para diseñar tus clases?

R.- Cada profesor entrega lo que tiene, enseña lo que le gusta practicar y dice lo que le gusta oír. Aprendo de mis profesores, lo vivo, lo transformo en mi experiencia para poder transmitir. Toda clase tiene un enfoque, un objetivo

P.- ¿Cómo integras el yoga en tu vida diaria?

R.- El yoga va calando en el ser humano en distintos niveles: físico, mental..., sin separación entre ambos. La práctica nos cambia sin que nos demos cuenta; no hace falta poner la mente para analizar, no es un esfuerzo, no hay una intención. Sencillamente el cuerpo agradece y se expande, la respiración se hace plena y la mente se aquieta, la meditación pasa a ser una consecuencia, un estado de plenitud. Así que, ¿qué más necesitamos?

P.- Conociendo varios estilos, ¿cómo sueles hacer tu práctica personal para poder practicar todos esos estilos? ¿Te resulta complicado separarlos o unos estilos complementan a otros sutilmente?

R.- ¡Mezclar estilos es para pocos! Puede haber grandes maestros que estudiaran y practicaran diversos estilos durante muchos años. Cada estilo tiene su gracia, su camino y su momento. Cuando empezamos a estudiar otros estilos todo se confunde, se mezcla, pero ¡quedarse ahí es un error! Separarlo lleva tiempo y dedicación. Pero creo que conocer varios estilos te hace mejor profesor y practicante.

P.- ¿Qué es lo que más te gusta del yoga?

R.- Que el yoga es para todos, su poder transformador. Si eres constante disfrutarás de sus beneficios.

P.- También estás formada en Pilates, desde tu punto de vista profesional y por tu experiencia, ¿qué disciplina es más completa y aporta más al alumno?

R.- Estoy formada en Pilates que es un ejercicio consciente y respetuoso con el cuerpo. Pero no me gusta comparar, la comparación no aporta nada a la práctica y todas esas disciplinas son prácticas. Comparar es cosa de la mente.

P.- También eres profesora de los cursos de formación en Yoga Center Madrid. ¿Cómo comenzaste con esa bella tarea?

R.- Gauri me invitó a ser parte del grupo de profesores de formación de Hatha yoga y fue un honor para mí; me abrió un camino muy gratificante. Tengo mucho que aprender en esa área; es un nuevo enfoque, hay que respectar los ritmos, las diferencias, saber identificarlas para sacar lo mejor de esos futuros profesores.

P.- ¿Qué te aporta como profesora y como practicante de yoga colaborar en estos cursos de formación?

R.- Reconocer que el aprendizaje es distinto para cada uno es muy importante. Un alumno de formación viene abierto, deseando saber más, pero también viene con su bagaje, con su forma de ver el yoga, con sus dudas que un día fueran las mías y que quizás tengan mis alumnos. Eso me da información valiosa para enseñar y practicar. Ellos aprenden mucho y yo la que más.

P.- Vas a hacer un retiro de Hatha yoga este verano en Mondariz. ¿Nos podrías adelantar un poco en qué va a consistir?

R.- Será un encuentro para compartir nuestras experiencias, disfrutar y fluir. El objetivo es que nos adentremos en la práctica con amabilidad, desde un ritmo suave. Juntos iremos profundizando y abriendo espacios que permitan una respiración amplia, plena y que se convierta en nuestra guía. Habrá meditación, pranayamas, cinco talleres monográficos en los que abordaremos distintos aspectos del yoga y también una práctica que incluya posturas restaurativas, tan necesarias para equilibrar nuestra práctica.


Una mente positiva

Mente positiva

Un discípulo muy soñador y, por otro lado cercano a su Maestro, a lo largo del tiempo de su convivencia con él, observa cuidadosamente las muchas dificultades por las que pasa. Un buen día, se acerca a su Guru y respetuosamente le pregunta: "Maestro, veo los muchos problemas y penalidades por las que cada día pasas así como la incomprensión de muchas de las personas y discípulos que te rodean, y sin embargo te veo siempre alegre y positivo. ¿Cómo es posible mantener esa actitud?"

El Maestro le mira y sonriendo le contesta: "Cada mañana al levantarme me pregunto, que elijo hoy, alegría o tristeza?, y decido elegir ALEGRÍA!

 


Meditación con Madhana

Una meditación corta gentileza de Madhana, síguela desde la calma, cierra los ojos, respira, vete hacia dentro y relájate. OM OM


¿Te gustaría adquirir flexibilidad en las piernas?

En el vídeo de hoy Chrystiani nos propone una secuencia de flexiones ligeramente avanzadas, pero también adaptadas, acompañadas de torsiones, para que puedas ir dandole a las piernas un poco más de estiramiento. ¡¡A por ello!!!


Torsiones de pie. Iyengar (VI)

En esta En esta sexta entrega Ramón Clares nos muestra una secuenca para realizar Parivritta Trikonasana y Parivritta Parsvakonasana con silla. Dos torsiones de pie o como compensar el exceso de bizcochos caseros. 
 


¡Haz lo que puedas! Cuida tu espalda.

Cuando la espalda esta fuerte y flexible nuestro cuerpo nos lo agradece enormemente. Sabemos que la columna vertebral es el árbol de nuestra vida por eso queremos cuidarla dando todos los mimos que podamos. ¡Adelante a por ello!


Secuencia de caderas con Esther




En esta secuencia Esther nos enseña posturas para flexibilizar las caderas realizando cada una de ellas, como siempre, dentro de las posibilidades de cada uno. Om Shanti