Blog

Disfruta de nuestros artículos y compártelos con tus amigos

Tags en el tema de "yoga" RSS icon


Conexión mente-cuerpo . Correlaciones psicosomáticas

Adentrándonos en el estado de nuestro cerebro

Hoy en día existe un impresionante estudio relacionado con el cerebro. Lo que ocurre en su interior sigue siendo todavía muy misterioso pero gradualmente vamos teniendo un mayor conocimiento por medio de la observación de sus manifestaciones externas y el entendimiento de la complejidad de las estructuras cerebrales y sus funciones.

El cerebro es el centro que dirige la expresión de los tres grandes grupos de funciones orgánicas: las motoras, las vegetativas y las endocrinas. Dado que nuestro cerebro es también la sede a través de la cual se producenlos estados mentales, es lógico suponer la existencia de relaciones mutuas entre mente y cuerpo.

Se sabe que los estados de ansiedad pueden producir un daño estructural en el corazón, en el estómago y en diversos órganos por la actividad inapropiada del sistema nervioso involuntario y las glándulas de secreción interna, tal y como lo expresa en alguna de sus obras el Dr. Rodriguez Delgado.

 Los síntomas psicofísicos pueden aparecer asimismo en manifestaciones emocionales, a lo que también hace referencia el Dr. Joseph Ledoux y Antonio Damasio.

Estado mental y repercusión orgánica

Cuando una persona se encuentra enfurecida, su presión arterial se eleva y su pulso y ritmo respiratorio  se aceleran. Ocurre que cuando pasa el enfado ya que es momentáneo, la respuesta vegetativa tiende a desaparecer. Ahora bien, si la persona se enfurece con frecuencia, se crea un hábito en su conducta que da lugar a una persistencia de las respuestas glandulares y nerviosas que alteran y pueden llevar al individuo a padecer distintas patologías.

Hasta tal punto podemos darnos cuenta de esta correlación psicosomática que nos referimos a "patologías o alteraciones del corazón roto" cuando expresamos emociones de abandono por parte de alguien - "me ha roto el corazón", o la pérdida de un ser querido, que da lugar a que nos invada una tristeza indescriptible la cual inunda nuestro ser, y nos sumerge en el dolor, la depresión, la falta de apetito y en un gran decaimiento mental y físico.

Nuestro lenguaje corporal es también el mapa en que puede quedar reflejado nuestro estado de ánimo y, tomàndome alguna licencia literaria, podemos observar, como nuestros sentimientos expresan una  reacción física cuando se da una emoción como la tristeza, mostrando así una interacción mente-cuerpo, plasmada hermosamente por algunos autores.

La literatura, y la condición mente-cuerpo reflejada en algunos personajes.

Así, en el Quijote, se percibe en Cardenio, que tenía "la cabeza inclinada sobre el pecho, a guisa de hombre pensativo", que permiten saber al cura y al barbero quien era el triste; o Azorín que capta la tristeza de un ilustrado: "En el primer balcón de la izquieirda hay un hombre sentado. Parece abstraído en una profunda meditación. Está el caballero, sentado, con el codo puesto en uno de los brazos del sillón y la cara apoyada en la mano. Una honda tristeza empaña sus ojos".

Emociones y alteraciones

Los trastornos psicosomáticos pueden afectar a cualquier parte del organismo. Los trastornos de tensión emocional se manifiestan en forma de trastornos cardiovasculares, problemas respiratorios, hiperventilación, alteraciones gastrointenstinales, estreñimiento, diarrea, anorexia, obesidad, dolores de cabeza, frigidez, impotencia y otros muchos.

Aunque correlaciones psicosomáticas se dan en el plano negativo, debemos considerar y tener muy en cuenta que cuando se cultivan pensamientos de naturaleza elevada y positivos, producen enormes beneficios, ya que todos los sistemas del organismo actúan en sincronía en favor del bienestar del individuo.

Medicina mente-cuerpo

La gran repercusión de la medicina mente cuerpo, puede apreciarse en el interés que muestran las principales universidades en los EE.UU y hospitales, en los que se imparten cursos y se llevan a cabo prácticas que en muchos casos se integran para ser aplicadas a pacientes con distintas patologías. Por mencionar algunos de ellos: Harvard University, Stanford, Berkeley, Georgtown, Clínica Mayo, Mount Sinai Hospital y otros muchos, lo cual da una visión de la enorme importancia y aceptación de la conexión mente-cuerpo en el àmbito de la medicina y la salud integral.

La atracción por la meditación, mindfulness y su unión mente-cuerpo

Debemos considerar que un territorio de profunda investigación por un lado, y resultados sumamente positivos, son los diferentes modelos de meditacion y mindfulness que a través del patronazgo del Dalai Lama y el apoyo de eminentes científicos en el Mind and Life Institute se llevan realizando desde hace años.

Ritchie Davidson, . en la foto superior con el Dala Lama -, neurocientífico de la Universidad de Wisconsin-Madison, es uno de los grandes estudiosos de los efectos de la meditación en las emociones, así como en el estudios de las estructuras cerebrales modificadas por medio de métodos meditativos.

También se puede apreciar la gran acogida de la práctica de mindfulness o plena atención, propuesta por Jon Kabat-Zinn - en la foto -, de la Universidad de Massachusetts asi como los estudios de la práctica del Zen por parte del Dr. James H. Austin, siendo todos ellos claros ejemplos de un gran interés social.

En mis conversaciones con el Dr. Rodriguez Delgado me confesaba que se  sentía atraìdo y fascinado por las prácticas de yoga y la meditación,- lo que sin duda le hacía ser parte de las actividades que realizábamos, y siempre contábamos con su presencia -,   comentando  con frecuencia su relación con el famoso neeurocientífico indio Dr. B.K. Anand gran estudioso del yoga y sus efectos, con quien había estado en Nueva Delhi.

Mejoramiento cardiovascular. Dr. Dean Ornish

El Dr. Dean Ornish famoso cardiólogo, - gran practicante de Yoga y discípulo de Swami Satchidananda, ya desaparecido -, en su ponderado y reconocido trabajo sobre "como revertir la condición de las arterias coronarias", habla primeramente de la actitud mental a tener en cuenta para sanar o mejorar alteraciones coronarias.

Profesor de la School of Medicine de la Universidad de California, San Francisco,  ha llevado a cabo investigaciones científicamente probadas, de como arterias severamente ocluidas, con su endurecimiento por medio del  deposito de coslesterol, y a través de la aplicación de métodos de interacción mente-cuerpo, comienzan a  a tener "más luz" y, haciendo que las arterias sean más elásticas, revirtiendo su función con una mejoría extraordinaria.

Lo curioso es que todo ello no requiere medicación o cirugía sino que es necesario la modficación - como es obvio - de un estilo de vida que conduzca a esa transformaciòn. Ello consiste en modificar el estado mental, construyendo estados altamente positivos que tienen su repercusión cardiológica y que van acompañados de ejercicios de visualización, dieta exenta de grasa, ejercicios de yoga, relajación, respiración así como de meditación. Estos componentes mentales y físicos interactúan de tal manera que los resultados son asombrosos.

Debo decir que estos estudios han sido publicados por las más prestigiosas revistas a nivel mundial y poor mencionar algunas diré: "The Journal of AMA", "The Lancet", "The American Journal of Cardiology", New England Journal of Medicine, y  "Circulation".

Interacción mente-cuerpo y el poder del bienestar

El Dr. Herbert Benson de Harvard, ha dado pruebas más que sobradas sobre de los beneficios de la conexión mente cuerpo a través de sus estudios basados en como la mente y el cuerpo están integrados.

En uno de sus múltiples investigaciones,  se puede apreciar como se desplaza a Tibet para realizar un estudio con monjes tibetanos, y el poder que muestran al realizar diferentes técnicas que produjeron gran interés entre los científicos occidentales.

Se puede añadir el gran impacto positvo el trabajo del Dr. Carl Simonton y Staphanie Simonton, quienes han popularizado la conexión mente cuerpo, integrándola en combatir el cáncer creando y reforzando actitudes positivas, dando lugar a que mejoren las condiciones psicológicas y físicas de los pacientes que padecen tan tremenda enfermedad. En estudios realizados se ha podido comprobar que aquellos que mantienen una actitud positiva, mejora su calidad de vida y las expectativas de bienestar son mayores, padeciendo menores efectos secundarios.

El poder de la mente para sanar

  Hipócrates decía: La fuerza curativa interna que cada uno de nosotros posee, es la más grande de las fuerzas para sentirse bien".

En uno de los cursos realizados en la Royal Society of Medicine en Londres con la doctora Joan Borysenko, me puso al corriente de la importancia del poder de la mente para sanar y sentirse bien. Una vida plena, requiere un proceso multidimensional que integren cuerpo, mente y espíritu.

Es un territorio de enorme amplitud que puede abarcar desde la práctica de mindfulness a la neurociencia y desde los deslumbrantes y efectivos métodos de yoga hasta la más actual psicología positiva y psiconeuroinmunología, que entre otros innumerables beneficios, ayudan a aliviar otros de los males comunes de nuestros días, los cuales podemos englobarlos en el término "estres".

 Es importante por lo tanto, que de una manera efectiva aprendamos a sosegar y aquietar las más importantes vías  fisiológicas relacionadas con el estres, que segregan la hormonas denominadas cortisol y adrenalina (responsable de los mecanismos delucha o huida), a través de estrategiasde mente-cuerpo que inteligentemente podamos adoptar.

Yoga: Salud de mente y cuerpo

Decir por último que el Yoga con sus extraordinarios sistemas psicofísicos colabora de manera descollante en construir un estado de bienestar buscado por los seres humanos: "La paz mental proporciona felicidad, la salud es la mayor de las riquezas. El Yoga enseña el camino"

 

 

 

 

 

 


Respirando vida: La respiración en el yoga

Alguien muy sabio me dijo una vez que yoga es respirar y que respirar es vivir. ¡Qué razón tenía! A medida que vas practicando esta milenaria disciplina vas siendo más consciente de su sutil presencia, de cómo tu cuerpo se mueve a su ritmo, danzando con su melodía, viviendo a su compás.

Y es que la respiración en yoga es como una partitura en blanco que vamos rellenando con cada inspiración y con cada espiración. Una composición que nos permite que las notas encajen y hagan sonar la balada del universo.

El yoga nos ayuda a estar más atentos, a escuchar con atención esa musicalidad de la respiración, esa cadencia de la vida. Mientras, el cuerpo entero baila al son de cada inhalación y exhalación, con un ritmo que varía y que se ajusta a las circunstancias de cada momento.

Si escuchas con cuidado podrás sentirlo... Inspiras y creces, te expandes, abres espacios, te llenas de vida, de aire, de energía y de vigor. Es el polo positivo de la respiración, el momento de hacer acopio de vida, de acoger lo nuevo, de abrazar la fuerza vital que nos regala la naturaleza. Espiras y sueltas lo que no necesitas, te desapegas, te vacías, te purificas, dejas ir el ego, el orgullo, lo que te arrastra y no te permite avanzar. Es el momento de desprenderte de lo que ya no te ayuda a crecer, de lo que te ancla en el pasado; la oportunidad de comenzar de nuevo, de abrir un nuevo capítulo en tu vida.

La respiración es el Yin y el Yang de la vida... Es el equilibrio, la armonía, la libertad. Es la conjunción de los cinco elementos: la calma del agua, la suavidad del aire, la energía del fuego, la estabilidad de la tierra, la sutileza del éter. Y toda esta sinfonía alcanza su grado máximo cuando practicamos yoga. El cuerpo entero danza siguiendo esa maravillosa melodía vital, inspirando y espirando, mientras nos entregamos a cada asana y nos hacemos uno con el yoga. Así que no lo olvides: respira y siéntelo, vívelo, báilalo.


La fragmentación del Yoga

El Yoga Moderno

No hay duda que la práctica de Yoga se ha extendido en estos últimos años y su popularidad ha sido extraordinaria en todo el mundo. El Yoga se ha globalizado pero al mismo tiempo está sufriendo una gran metamorfosis. Aunque bien sabemos que su cuna es la India, el denominado Yoga Moderno se ha "independizado" de sus raíces u orígenes.

Globalización del Yoga

Esta globalización yóguica ha generado cambios, y ha sido adaptado a nuestra sociedad occidental y a nuestra cultura proliferando múltiples innovaciones así como escuelas y estilos de yoga con nombres diversos con el fin de distinguirse entre sí.

Grandes Maestros

Aquella època no tan lejana de los grandes Gurus - Swami Vishnudevananda, Satchidananda, Muktananda, Sri Aurobindo, Ramana Maharshi, incluso Krishnamurti, Swami Rama, Swami Gitananda, Neem Karoli Baba, Swami Sivananda, Swami Chidanana y Krishnamacharya - por mencionar solo unos pocos -, con un conocimiento profundo de la tradición del yoga, sus prácticas, filosofía y la búsqueda del Ser, se ha convertido en la actualidad en una estrecha y monocromátia visión relacionada casi de forma exclusiva con las asanas o posturas y, que los practicantes occidentales con muy poco recorrido y experiencia en el mundo del yoga, siguen a quienes con cierto nombre aparecen en redes sociales quedando fascinados por su magnífica práctica de asanas sin ir más allá de esos límites. 

Esto viene a ser algo similar a tratar de describir la totalidad del cuerpo humano y referirse únicamente al dedo pulgar.

Recuperación del Yoga en India

Por otro lado, la India no se resigna a perder este tesoro de su tradición y, al observar el enorme interés que despierta en occidente - sólo en América se considera que existen mas de 40 millones de practicantes -  reclama para sí, "el derecho" a su riqueza cultural milenaria - pero todo hay que decirlo, casi abandonada - no sea que los occidentales nos "apoderemos" de sus métodos.

Por ello, el presidente Modi, creo recordar que en 2014 propuso en la ONU el Día Internacional del Yoga, resolución aprobada por 177 países - nunca hubo tanto consenso entre países -, lo cual ha producido un renacimieto yóguico en India, con un Ministerio - AYUSH - para promocionar el Yoga, y Ayurveda la medicina tradicional india-. Vamos, que podríamos denominarlo el efecto pizza.

El mundo Académico y el Yoga

Aunque este yoga moderno también se ha convertido en una compleja industria, disponemos cada vez en mayor número, una serie de expertos, estudiosos indólogos y académicos que son a la vez sanskritólogos, filólogos, investigadores y profesores de distintos Departamentos de Estudios Asiáticos en las más prestigiosas Universidades - Harvard, Stanford, Yale, Suny, Berkeley, Oxford, Cambridege, Lancaster, Wales, Bristol y un largo etc., que asimismo combinan el estudio de los textos de la India con las prácticas y técnicas de Yoga en su amplitud. Por mencionar algunos nombres: James Mallinson, Samuel Geofrey, Ian Whicher, Seth Powell, David Gordon White, Mark Singlenton, Elizabeth de Michelis, Mikel Burley, Cristopher Key Chapple y el recientemente fallecido Georg Feurstein.

Tradición de India y Occidente

La gran fortuna de haberme encontrado y aprendido con maestros tan diversos como B.K.S Iyengar, Pattabhi Jois, Desikachar,  N.B. Iyengar, A.G. Mohan, Indra Devi, en la tradición de Krishnamacharya, Swami Vishnu, S. Chidananda, Satchidananda, Ventakatesananda, Ramesh Balsekar, Nisargadatta Maharaj, Poonjaji, Sankaracharyas de Kanchi, así como otros muchos de la tradición India y eruditos occidentales, todo ello nos da una gran amplitud de miras y un entendimiento de la pluralidad del yoga, su filosofía y su tradición. El Yoga es también la Unión de Oriente y Occidente.


Enseñar es aprender; es un diálogo constante con los alumnos.

Entrevista con Chrystiany

En esta ocasión hemos tenido la oportunidad de hablar con Chrystiani, una de las profesoras más creativas de Yoga Center de los estilos de Iyengar y Hatha Yoga. Chrys también forma parte del profesorado de formación y ofrece talleres muy interesantes sobre distintos aspectos del yoga. Este verano tendremos la suerte de contar con ella en uno de nuestros retiros en Mondariz. Te animamos a leer la entrevista para conocerla un poquito mejor.

Pregunta.- ¿Cómo fue tu primer encuentro con el yoga?

Respuesta.- Por recomendación médica, ya que en Brasil, hace más de 20 años, me lo recomendaron para aprender a gestionar el estrés. La primera clase fue increíble, una experiencia que cambió el rumbo de mi vida; aunque, en ese momento, no lo supiera. Aun así reconozco que sigo siendo nerviosa, en el fondo; pero ahora tengo herramientas para gestionarlo.

P.- Conoces varios estilos de yoga, ¿con cuál sientes que conectas más? ¿Por qué?

R.- He practicado varios estilos, el Hatha yoga estilo Rishikesh como se enseña en Yoga Center ha sido con el que más me he identificado. Luego he conocido el estilo Iyengar también en Yoga Center. Hoy practico asiduamente ese estilo que me abrió un nuevo horizonte. ¡Pero no me pidas elegir!

P.- De los estilos que conoces y das clases, ¿cuál te gusta más enseñar y por qué?

R.- Enseñar es aprender. Es un diálogo constante con los alumnos, cada estilo me da satisfacción de una forma diferente. El Hatha me divierte, los alumnos quieren nuevos desafíos y la creatividad es importante. El Iyengar es más técnico, no aporto nada o lo invento, ya está todo hecho; tiene una estructura a seguir, unas pautas que hacen que los alumnos avancen desde la calidad de la práctica.

P.- ¿Cómo llegaste a ser profesora de yoga? ¿Te llevó la vida a ello o fue una decisión consciente?

R.- Sinceramente se dio así. Cuando me trasladé a Madrid quise hacer un cambio en mi vida y así lo fue. Había hecho cursos en Brasil y enseñaba a los amigos. Enseñar me divertía y llegué a Yoga Center en 2004, donde me formé y aún continúo formándome. Siempre digo que ese es un camino sin vuelta.

P.- ¿Qué es lo que más te gusta de dar clases de yoga?

R.- Dar y recibir define una clase de yoga; recibo mucho de los alumnos y al mismo tiempo yo me entrego. Me divierte y en ese momento cuando estoy en la clase, no existe nada más fuera de esas paredes, es impresionante.

P.- ¿Qué elementos no pueden faltar en una de tus clases?

R.- Me encanta trabajar con props, paredes... Y esos elementos ayudan o enseñan un nuevo camino, pero al final quien hace la práctica es uno mismo con su esterilla.

P.- ¿Cómo preparas tus clases? ¿De dónde sacas la inspiración para diseñar tus clases?

R.- Cada profesor entrega lo que tiene, enseña lo que le gusta practicar y dice lo que le gusta oír. Aprendo de mis profesores, lo vivo, lo transformo en mi experiencia para poder transmitir. Toda clase tiene un enfoque, un objetivo

P.- ¿Cómo integras el yoga en tu vida diaria?

R.- El yoga va calando en el ser humano en distintos niveles: físico, mental..., sin separación entre ambos. La práctica nos cambia sin que nos demos cuenta; no hace falta poner la mente para analizar, no es un esfuerzo, no hay una intención. Sencillamente el cuerpo agradece y se expande, la respiración se hace plena y la mente se aquieta, la meditación pasa a ser una consecuencia, un estado de plenitud. Así que, ¿qué más necesitamos?

P.- Conociendo varios estilos, ¿cómo sueles hacer tu práctica personal para poder practicar todos esos estilos? ¿Te resulta complicado separarlos o unos estilos complementan a otros sutilmente?

R.- ¡Mezclar estilos es para pocos! Puede haber grandes maestros que estudiaran y practicaran diversos estilos durante muchos años. Cada estilo tiene su gracia, su camino y su momento. Cuando empezamos a estudiar otros estilos todo se confunde, se mezcla, pero ¡quedarse ahí es un error! Separarlo lleva tiempo y dedicación. Pero creo que conocer varios estilos te hace mejor profesor y practicante.

P.- ¿Qué es lo que más te gusta del yoga?

R.- Que el yoga es para todos, su poder transformador. Si eres constante disfrutarás de sus beneficios.

P.- También estás formada en Pilates, desde tu punto de vista profesional y por tu experiencia, ¿qué disciplina es más completa y aporta más al alumno?

R.- Estoy formada en Pilates que es un ejercicio consciente y respetuoso con el cuerpo. Pero no me gusta comparar, la comparación no aporta nada a la práctica y todas esas disciplinas son prácticas. Comparar es cosa de la mente.

P.- También eres profesora de los cursos de formación en Yoga Center Madrid. ¿Cómo comenzaste con esa bella tarea?

R.- Gauri me invitó a ser parte del grupo de profesores de formación de Hatha yoga y fue un honor para mí; me abrió un camino muy gratificante. Tengo mucho que aprender en esa área; es un nuevo enfoque, hay que respectar los ritmos, las diferencias, saber identificarlas para sacar lo mejor de esos futuros profesores.

P.- ¿Qué te aporta como profesora y como practicante de yoga colaborar en estos cursos de formación?

R.- Reconocer que el aprendizaje es distinto para cada uno es muy importante. Un alumno de formación viene abierto, deseando saber más, pero también viene con su bagaje, con su forma de ver el yoga, con sus dudas que un día fueran las mías y que quizás tengan mis alumnos. Eso me da información valiosa para enseñar y practicar. Ellos aprenden mucho y yo la que más.

P.- Vas a hacer un retiro de Hatha yoga este verano en Mondariz. ¿Nos podrías adelantar un poco en qué va a consistir?

R.- Será un encuentro para compartir nuestras experiencias, disfrutar y fluir. El objetivo es que nos adentremos en la práctica con amabilidad, desde un ritmo suave. Juntos iremos profundizando y abriendo espacios que permitan una respiración amplia, plena y que se convierta en nuestra guía. Habrá meditación, pranayamas, cinco talleres monográficos en los que abordaremos distintos aspectos del yoga y también una práctica que incluya posturas restaurativas, tan necesarias para equilibrar nuestra práctica.